En la 53ª parte de nuestra serie de consejos Airless, hemos hecho un esfuerzo especial y hemos realizado una prueba con un sistema de manguera calefactada Airless. Los sistemas de mangueras calefactadas en combinación con equipos airless se promocionan con los siguientes argumentos: menos niebla de pulverización, menos presión utilizada, mejor pulverización, superficie más uniforme y mayor cobertura.

¿Cuáles son las verdaderas ventajas de una manguera calefactada en combinación con una bomba Airless?

Para averiguarlo, hemos realizado una prueba. Pulverizamos una pintura cálida y transparente sobre paneles de MDF(tablero de fibras de densidad media) y una puerta de madera. También conocido como DM o madera prensada, está fabricado con fibras de maderas y resinas.
También realizamos una prueba de presión para ver hasta qué punto se podía reducir la presión con la calefacción.

 

Temperatura de la manguera de calefacción

Temperatura de la manguera de calefacción

¿Qué es una manguera calefactada?

La manguera calefactada se utiliza para calentar el barniz o la pintura. La manguera calefactora sustituye a la manguera airless convencional, es decir, se coloca entre la salida del producto en la máquina airless y la pistola airless.

En el interior de la manguera calefactada hay un cable calefactor que calienta la pintura mientras fluye. La mayoría de las veces se utiliza una temperatura del producto de 40 grados, pero muchos sistemas de mangueras calefactadas permiten ajustar la temperatura dependiendo del trabajo (por ejemplo, hasta 60 grados). La temperatura se ajusta a través de la unidad de control como vemos en la fotografía.

 

Unidad de control del Wagner TempSPray H126

Unidad de control del Wagner TempSPray H126

Ventajas y desventajas de un sistema de mangueras calefactadas airless

Antes de evaluar nuestra prueba y sus resultados, debemos examinar las ventajas de los sistemas de mangueras calefactadas, lo que nos permitirá verificarlas directamente en la prueba. También complementaremos las ventajas con las desventajas que se derivan del uso de una manguera de calefacción.

Ventajas de la manguera de calefacción

Utilizando un sistema de mangueras calefactadas y calentando la pintura o el barniz, es posible trabajar con menos presión. La principal ventaja en este contexto es la reducción de la niebla de pintura, ya que una menor presión siempre significa una menor formación de niebla de pintura. También hay otros efectos secundarios, como la reducción de la carga en el dispositivo de pulverización, la pistola y la boquilla. Esto debería reducir un poco el desgaste y aumentar la vida útil del equipo airless. Un mejor flujo de pintura y una mejor cobertura son también argumentos recurrentes. Además, el material también puede aplicarse directamente a temperaturas más frías.

  • presión mejor
  • menos desgaste
  • menos niebla de pintura
  • secado más rápido
  • mejor pulverización incluso a temperaturas más frías
  • mejor flujo de pintura

 

Manguera calefactada, pulverización con menos presión

Manguera calefactada, pulverización con menos presión

Desventajas de un sistema de mangueras calefactadas

Por supuesto, las ventajas se ven contrarrestadas por desventajas evidentes. Se trata principalmente de los costes de compra de un sistema de mangueras calefactadas, los costes de mantenimiento, reparación y revisión.

  • Costes
  • Más tecnología = más costes de servicio y mantenimiento

 

Prueba con manguera calefactada – ¿Cuál es el beneficio de una manguera calefactada?

Hicimos el test en nuestro centro de pruebas, probamos la presión y comparamos los posibles ajustes de presión con y sin manguera calefactada. Además, proyectamos el material caliente y frío sobre tableros de MDF y una puerta de madera perfilada. Además del desarrollo de la prueba, también hemos recopilado información sobre la técnica de pulverización utilizada y el revestimiento empleado.

Prueba de presión con y sin manguera de calefacción

Para averiguar si la pintura se puede pulverizar con menos presión con un sistema de manguera calentado, realizamos una prueba de presión. Para ello, se pulverizó la pintura sin calentarla (unos 11 grados) con diferentes ajustes de presión en la serie de pruebas superior. Empezamos con 60 bares y luego fuimos aumentamos de 20 en 20 bares hasta llegar a 180 bares.

Esto permitió determinar con exactitud a qué ajuste de presión era posible lograr un buen resultado de pulverización con la pintura «fría». La misma prueba se realizó en la fila inferior utilizando la manguera de calefacción y calentando la pintura a 40 grados.

Prueba de presión con y sin manguera de calefacción

Prueba de presión con y sin manguera de calefacción

Pruebas en paneles de MDF

Para hacernos una idea de la formación de la niebla de pintura, el flujo del material y su poder de recubrimiento, el secado y la superficie, rociamos el material calentado y sin calentar sobre un total de cuatro paneles de MDF. Los paneles de MDF se imprimieron previamente en gris para poder visualizar mejor las diferencias de poder de recubrimiento.

  • En el primer panel, la pintura se aplicó en frío de arriba a abajo.
  • En el segundo panel, la pintura se aplicó en sentido transversal.
  • En el tercer panel, el barniz se aplicó de arriba a abajo, calentado a 40 grados.
  • En el cuarto panel, la pintura se aplicó en caliente y de forma transversal.
Pulverización con airless en tableros de MDF

Pulverización con airless en tableros de MDF

Prueba con manguera calefactada y airless en una puerta de madera perfilada

Para ampliar la prueba a casos en la vida real, no queríamos pulverizar sólo sobre paneles lisos de MDF. Por lo tanto, incluimos una puerta perfilada en la prueba. La puerta se roció previamente con una imprimación gris, al igual que los tableros de MDF.

A continuación, rociamos la puerta por un lado con una laca cruzada no calentada. En la segunda cara, la laca se calentó a 40 grados y la aplicación se hizo también en sentido transversal.

Puerta pintada Airless con manguera de calefacción

Puerta pintada Airless con manguera de calefacción

¿Qué técnica de pulverización y barniz utilizamos?

Por supuesto, el resultado de una prueba depende siempre del material utilizado. Otros materiales pueden dar resultados muy diferentes en cuanto al ajuste de la presión, la niebla de pintura y la superficie.

Además, hay que tener en cuenta que algunas pinturas no son adecuadas para su aplicación con airless a temperatura ambiente.

 

Wagner SF 23 Plus con manguera calentada H126

Wagner SF 23 Plus con manguera calentada H126

En nuestra prueba utilizamos una bomba Wagner SF 23 Plus equipada con la manguera de calentamiento TempSpray. Esto significa que una máquina airless Wagner SF 23 Plus fue equipado con una manguera calefactada Wagner H126. Por supuesto, la manguera de calefacción puede instalarse posteriormente.

La pulverización se realizó con una boquilla airless Wagner FineFinish púrpura de tamaño 410. La pintura utilizada es Lucite Airless Satin. El producto está listo para su pulverización y puede aplicarse sin diluir hasta un espesor de película húmeda de 300 my.

Lucite Airless Satin

Lucite Airless Satin

Resultado de la prueba con manguera calefactada

En una prueba de impresión, calentamos la pintura AirlessSatin a 40 grados con una boquilla FineFinish de tamaño 410 y la rociamos en frío a unos 11 grados. Para ello, aplicamos el material sobre el papel a 60, 80, 100, 120, 140, 160 y 180 bares.

En la fila superior el material se roció en frío, en la fila inferior se calentó. Pudimos comprobar que el revestimiento se extendía bien por la superficie a una presión de unos 130 bares cuando el material estaba frío. Al trabajar con el material calentado, la presión pudo reducirse considerablemente, de modo que fue posible pulverizar a 90 bares. Al final, esto supuso una reducción de la presión de 40 bares. Esto es una ventaja para que no se forme niebla de pintura y, por tanto, también para los trabajos de preparación y acabado, ya que se ahorra tiempo y material en enmascaramiento y limpieza.

Además, el consumo de pintura es menor debido a la disminución de la neblina.

 

Prueba de presión Airless con y sin manguera de calefacción

Prueba de presión Airless con y sin manguera de calefacción

En un segundo paso, pintamos cuatro paneles de MDF. Como preparación, pintamos estos paneles de color gris con una imprimación. La idea era poder distinguir mejor las diferencias en la cobertura y la graduación del color sobre un fondo gris.

Los dos primeros paneles se rociaron en frío, a una temperatura del material de unos 11 grados. El primer panel de arriba a abajo, el segundo transversalmente. La pintura utilizada es bastante flexible, ya que se puede aplicar hasta 300 my. No obstante, queríamos probar el cruce y, por tanto, aplicar el material en mayor grosor para hacernos una idea de la cobertura e identificar el riesgo de goteo entre el material pulverizado en frío y en caliente.

Para comparar, rociamos la tercera y cuarta placa en caliente. Una vez de arriba a abajo y otra en sentido transversal. Pudimos comprobar que la pintura, AirlessSatin, se pulveriza muy bien tanto si se calienta como si no. El producto ya está preparado para el airless y puede aplicarse directamente sin dilución. Por lo tanto, incluso cuando se pulveriza en frío a 130 bar, había muy poca niebla de pintura. Visualmente, era difícil apreciar una diferencia con respecto a la pulverización en caliente a 90 bares. Sin embargo, al reducir la presión en 40 bares, cabe esperar una mayor reducción de la niebla de pintura, aunque no se pudo medir con nuestros medios.

En cuanto a la cobertura y la distribución de la pintura, tuvimos la impresión de que el material calentado se extendía de forma diferente y cubría un poco mejor. Pero teníamos que mirar con cuidado. Cuando comprobamos la superficie después de que se hubiera secado, ya no notamos ninguna diferencia. La pulverización en frío y en caliente dio como resultado una superficie bonita y uniforme. No se produjeron chorreos ni goteos, ni cuando se aplicó en forma superpuesta ni en forma transversal. No se aplica en frío ni en caliente, por lo que esta pintura también es adecuada para los principiantes que aún no tienen mucha experiencia en la aplicación airless.

 

Tableros MDF Airless con y sin manguera calefactada

Tableros MDF Airless con y sin manguera calefactada

 

Por último, hemos querido hacer una comparación en una puerta de perfil, una aplicación frecuente y bastante típica del material. Es precisamente en las esquinas y bordes donde la pintura puede acumularse y formar goteos. La superficie perfilada también permite ampliar la prueba a condiciones más reales que el panel de MDF. Para ello, el primer lado se roció en frío en modo de flujo cruzado, el segundo lado de la puerta también en modo de flujo cruzado, pero con la pintura calentada a 40 grados.

Los resultados de las pruebas anteriores se confirmaron aquí. No hay goteo ni escurrimiento a pesar del perfilado de la superficie. La pulverización en frío a 130 bares produjo un patrón de pulverización bonito y uniforme y una superficie homogénea. Lo mismo se aplica a la pulverización con pintura calentada a 40 grados y una presión de 90 bares. La observación posterior tras el secado de las superficies también dio un resultado satisfactorio.

 

Puerta pintada en nuestro centro de pruebas

Puerta pintada en nuestro centro de pruebas

Conclusiones de nuestras pruebas con manguera calefactada

La prueba demostró que el material Lucite AirlessSatin se pulveriza muy bien tanto si se calienta como si no. Es posible conseguir una buena pulverización tanto con material caliente como frío. El producto se extiende bien sobre la superficie y cubre tanto el frío como el calor. En frío, pudimos pulverizar la pintura en nuestras condiciones con un ajuste de presión de 130 bares. Con el material calentado, fue posible reducir la presión de 40 bar a 90 bar en lugar de 130 bar. Esto da lugar a una serie de ventajas en el uso del sistema de mangueras calefactadas en el ámbito de la formación de niebla de pintura, el consumo de pintura, así como el esfuerzo requerido durante el enmascaramiento y los trabajos de preparación y acabado para la limpieza.

Además, el consumo de producto debería ser algo menor y la máquina sufre menos. La prueba también demostró que cuando se pulveriza con material calentado en estado húmedo, la pintura parece cubrir la superficie ligeramente mejor. Esta ventaja ya no es visible después del secado. Por lo tanto, tendría sentido ampliar la prueba a otras pinturas. Otra de las ventajas del sistema de mangueras calefactadas es durante la temporada de frío, ya que la pintura se calienta en poco tiempo, lo que significa que siempre se dispone de las mismas condiciones de trabajo. Esto significa que el material está listo para ser pulverizado inmediatamente, incluso si acaba de salir de la furgoneta y la temperatura es de sólo 5 grados.

 

________________________________________________

A continuación te mostramos más consejos para mejorar el uso de la tecnología de pulverización con airless:

El grupo de Facebook «Consejos y trucos Airless» – en este grupo de Facebook, más de 5000 profesionales comparten sus trabajos y preguntas sobre la tecnología de pulverización con airless. Preguntas técnicas e intercambios de experiencias que pueden ser de su interés.

Vídeos sobre consejos Airless – respondemos las preguntas de nuestros clientes con un vídeo. En esta serie de vídeos Airless, puede hacernos preguntas que responderemos con un vídeo si es posible.

Si tiene dudas sobre repuestos de maquinaria airless o la elección de algún accesorio, no dudes en contactarnos a través de este teléfono (+49)3053027501,whatsapp +34634325677 o vía email, mediante nuestro formulario de contacto: